lunes, 7 de septiembre de 2009

¡No anda!

¿Qué quiere decir uno cuando dice que no existe? ¿Que no existe dónde? ¿En la Tierra? ¿En la realidad? ¿En el universo? ¿En la dimensión en la que creemos que deberíamos estar? ¿Qué es no existir? ¿Qué es existir? A veces es muy difícil ser un ser pensante, ¿no les parece? Un animal no se preocupa, porque no sabe que va a morir, porque no sabe nada, tampoco le interesa saber. Pero yo y muchos más tenemos la desgracia de preocuparnos, de pensar, de saber, de querer saber, de entender y de querer entender. Tenemos la desgracia de recordar, de saber leer, de querer leer, de interesarse por las cosas, de responderse preguntas, de hacerse preguntas.
Yo creo que si uno fuera idiota e ignorante de estas cuestiones del mundo y de muchas otras más, sería muchísimo más feliz. Sería feliz porque no se amargaría pensando, sería feliz porque si algún día le apareciera la cuestión, no se molestaría en pensar demasiado en eso, lo olvidaría.
¿Por qué tengo la necesidad de saber eso? ¿Por qué tengo la necesidad de, sabiendo lo confundida que estoy, seguir leyendo libros filosóficos? ¿Por qué, sabiendo que nunca voy a poder responder estas preguntas, sigo preguntándome cosas? Porque soy curiosa, porque soy así, porque no puedo evitarlo, porque es mi naturaleza.

2 comentarios:

  1. leyendo esto se me aparece tu profesion perdida boluda: FILOSOFA. asi de cabeza te lo digo... pero no se, se me hace que te volverias media loca (mas loca) pensando todo eso tanto tiempoXD- jajaja.
    y bue... yo me voi a volver loca leyendo, ya lo decidi. jjajajaaj.
    un beso.
    que te mejores. te veo mañana en la escuela? tengo una noticia relogiosa que te va a matarXd jajaja.
    lali

    ResponderEliminar
  2. Jajaj. Yo también soy re curiosa, y pregunto mucho.

    ResponderEliminar