sábado, 22 de agosto de 2009

Sunrise

Hoy tuve algo así como un día ideal. Me levanté en la casa de Sol, después de haber ido al BAF Week (Buenos Aires Fashion Week). Me fui a casa a hacer los preparativos para el birthday de mi hermano mayor y se me ocurrió la genial idea de hacerle caso a mis impulsos y dejé de hacer todo lo que estaba haciendo. Fui donde mi hermano y le dije: "Vení, traé tu guitarra y las partituras". Salimos al patio, nos tiramos al pasto y al ritmo de Sui Generis, Seru Giran y otras bandas locales cantamos y tocamos la guitarra bajo el sol de la tarde. Y después, cuando nos cansamos de la guitarra criolla, entramos a casa y agarramos la guitarra eléctrica. Y tocamos y cantamos los Beatles, y Alejandro tocó una chacarera distorsionada para mi abuela que lo pedía a gritos (lo digo literalmente, porque la música estaba muy alta). Más tarde, cuando nos cansamos de todo aquello, Alejandro tocaba la melodía de "El oso", mientras yo cantaba canciones de Shakira, y lo hacíamos a velocidades increíbles. Lo más gracioso es que tranquilamente se podía cantar "Suerte", con el ritmo y acordes de "El oso" y a una velocidad similar a las canciones de The Who. Y allí terminó esta experiencia musical, luego les seguiré contando si se presenta la oportunidad de volver a delirar musicalmente de esta forma.

1 comentario:

  1. Ai! yo quiero tener un hermano, y que toque la guitarra...

    ResponderEliminar