miércoles, 8 de julio de 2009

No seas tan ingenua, es un fraude.

Anoche ví "Un novio para mi mujer". Cuando salió en el cine nunca imaginé que la iba a ver porque era Argentina, y bueno, todos sabemos que por lo general las películas nacionales no están muy buenas, por lo menos para mí; la única que me gustó fue "Tiempo de valientes", y me gustó bastante. Volviendo a "Un novio para mi mujer", todo el mundo me decía que era bárbara, que te cagabas de risa, que estaba buenísima. No sé si fue porque me había creado demasiada expectativa o por otra cosa, pero me pareció una mierda...perdón, una mierda al cuadrado. Encima el pija de mi hermano me decía que yo soy igual a la mina, sí, esa que tiene el carácter de mierda, que se la pasa puteando y en pijama (lo del pijama es cierto, vivo en pijama y lo de las puteadas hasta cierto punto es cierto también) ¿Tenía que hacerme reír la película? porque no lo logró, excepto en un par de caídas intencionales y no demasiado bien logradas de Suar que se me escapó una risita (conste que no es demasiado difícil hacerme reír). Tengo que admitir que la actuación del Puma Goity, como siempre, estuvo muy bien, un capo el tipo este; de Suar nunca esperé mucho y la otra chica ni idea, ni siquiera sabía que actuaba ahí. El tema es que me decepcionó mucho la peli y si alguien me puede explicar la gracia de la película se lo agradecería muchísimo, dejen un comentario.
Ah, y no es que sea una adicta a las películas, no es que veo tres o cuatro por día porque sigo encerrada en casa por la gripe porcina, ¿eh? No, nada que ver.
Debo decir que hoy tuve la oportunidad de salir de casa y visitar territorios vecinos, pero gracias a mi espíritu antisocial y vago me quede en casa haciendo nada. Probablemente en un rato me ponga a ver una película. Es que uno tiene que arreglarse, vestirse mas o menos bien, viajar media hora (el territorio vecino queda medio lejos), llegar, bancarse a sus familiares de no menos de 60 años, con sus vidas tan divertidas y estrafalarias (levantarse, tomar mate, ir al trabajo, volver, almorzar, ver al nieto, ver televisión, clavarse un tejido (¿por qué no?), tomar mate de nuevo, charlar con su pareja, comer, ver televisión nuevamente y dormir) y para colmo intentar no caer en la tentación de comer esas facturas que tanto le gustan a uno, con crema pastelera, porque a causa de vivir encerrado en su casa, sin moverse ni hacer ninguna actividad, uno se da cuenta de que está engordando como un porcino (es cuando uno entiende de donde viene el nombre de la gripe) y que debe hacer dieta urgente y complementarlo con un poco de ejercicio (ya sea hockey o esa gimnasia de mierda que está en el libro que tiene mamá olvidado y empolvado en la biblioteca desordenada de casa).


Fin de la transmisión.

2 comentarios:

  1. sabes que a mi tampoco me gustan las pelis argentinas? con las unicas que me enganché fue con una de celeste cid que se enamora de un viejo, y con el hijo de la novia, después,, con ninguna.

    ResponderEliminar
  2. tiempo de valientes es una masa. yo la tengo y la ameee. jaja. nueve reinas me encanto. y un novio para mi mujer, la trama no es buena pero la mina para mi esta espectacular en el laburo que hace. sinceramente no se parece a vos, tiene un caracter de MIERDA. y eso, es lo mejor de la pelicula en mi opinion. la mina y su caracter y las ideas que le saltan que no enganchan una. amo ese humor! ese que no tiene ningun sentido. o que es muuy retorcido. son la misma clase de ideas que se nos ocurren a nosotras cuando hablamos. como cuando dicde que ODIA A LA GENTE OPTIMISTA O PIDE QUE LE EXPLIQUEN QUE ES UNA DESGRACIA CON SUERTE. jajajaja-
    un beso grande luuuu.

    ResponderEliminar