lunes, 22 de junio de 2009

Otro día

Puedo sonreír igual que Alex DeLarge. Somos el uno para el otro. El quiere violar y matar. Yo quiero que me viole y si él quiere, que me mate. Realmente no me importa, con tal de pasar una noche con Alex, si él quiere durante el día. Estoy obsesionada, es mi pasión, sin dudas esa película cambió mi vida en muchos sentidos. Abrió mi mente, no sé, soy distinta. Gracias Naranja Mecánica, gracias Alex.


Hoy terminé de leer "El túnel" de Ernesto Sabato. Ya lo había leído pero tenía muchas ganas de leerlo nuevamente. Increíble, yo creo que es una genialidad, es la gran obra de un genio. Simplemente. Excelente, excelente, excelente. Y ahora me espera la jugosa Naranja Mecánica en mi computadora, en cualquier momento me pongo a leerla. Y después de eso una larga lista de novelas que tengo planeadas leer.


Por otro lado, ya tengo el nombre de mi dibujo, pero no estoy completamente segura, y tengo la certeza de que cuando sea el nombre exacto voy a estar completamente segura, por lo tanto voy a seguir buscando hasta encontrar el nombre perfecto, el nombre indicado para mi dibujo.


Estoy feliz.

Lucie.

P.D.: Alex DeLarge & Lucie.

4 comentarios:

  1. nunca una peli que haya fascinado leas el libro, uno de los dos te decepcionará...
    pasa con esta con 2001 odisea del espacio etc...

    ResponderEliminar
  2. Bestuuuuuu ahora soy tu seguidora :P jajaja

    ResponderEliminar
  3. Te comento punto com lo que me pasó. Empecé a leer "A clockwork orange" y... me cansé. Tipo qería leerlo acostada no sentada cual petera en pc y dije imprimo la primer parte. Copié todo a otro documento de word blablabla, puse imprimir. Epa, imprmí TODA LA PARTE TREEEEEEEES que eran como setenta y pico de hojas y se me acabó la tinta. Ajá genial, tengo la tercer parte impresa sion leer la primera y sin tinta. Me quiero morir, soy una pelotuda. Y bueno... así es la vida y lo sabés opino lo mismo que vos acerca de nuestra aventura sexual con Alex DeLarge. Y las fotos del costado, me MATARON de la excitación (siempre tan fina yo). En fin, estoy dispuesta a decepcionarme, pero no creo. O eso espero. Te amo locura.

    ResponderEliminar