domingo, 26 de junio de 2011

10980 - Relucía

Últimamente me estoy reencontrando conmigo, conmigo hace un par de años.
Mientras hacía unos ejercicios de matemática en el escritorio de mi cuarto (como solía hacerlo cuando mi vida era hermosa e iba a la secundaria) mientras escuchaba un CD de los Beatles. Revolver en este caso. Y otra vez me pasó lo que me pasaba antes, tenía la necesidad de tragarme el CD, aspirar la melodía, tatuarme la canción, hacerla mía, inyectármela, quería fundirme con cada tema.
Ayer me puse a leer Cortázar que hacía mas o menos un año que no leía y ya me había olvidado qué era lo que me hacía amarlo. Ayer me acordé. Ayer casi lloro en el colectivo con "Cartas de mamá". Cuando miré la tapa me acordé que justamente con ese libro ("El perseguidor y otros relatos") me había enamorado de Julio y ayer me reenamoré (hasta inventé una palabra).
Eso me hacía falta, eso y mi nueva manera de mirar las cosas.

4 comentarios:

  1. amo esa sensación que a veces me dan las canciones, yo lo describo como "levitar" jaja, es xomo si quisiera inhalar la cancion. "tenía la necesidad de tragarme el CD, aspirar la melodía, tatuarme la canción, hacerla mía, inyectármela, quería fundirme con cada tema." eso lo describe perfect.

    ResponderEliminar
  2. cada tanto me pasa lo mismo, me encanto tu blog (:

    ResponderEliminar
  3. me alegro por vos! yo necesito eso, hace muchisimo que no me pasa.

    ResponderEliminar
  4. yo necesito reencontrarme conmigo otra vez, muy lindo lo que decis :)

    ResponderEliminar