martes, 8 de junio de 2010

5687 - Rosario

1.Lucie en monumento.
2.Monumento.















3. Tostados ricos.
4. Casa linda.
5. Lucie se volvió insana.



¿Cómo fue que llegué a Rosario el viernes pasado? Muy simple, tengo un hermanito de nueve que fue a jurar la bandera, y mis padres, como hicieron con todos sus hijos, decidieron ir a hacerle el aguante al pibe. Excelente idea. Obviamente, acepté la invitación con todo gusto y el así fue como papá me dijo que el jueves que el viernes iba a faltar al colegio (yes, baby) para emprender el viaje. Fueron unas tres horas de viaje (¿puede ser tan poco?) hasta encontrarnos con las adorables villas rosarinas. Llegando a la parte más céntrica vi que un "joven" de "bajos recursos" trepaba el tapial de una casa para acceder al techo de la casa vecina. Nice recibimiento. No creo que se le haya trabado la cerradura ni nada similar... Pero aparte de eso, Rosario me pareció una hermosa ciudad, sobre todo por las casas viejas impecables. Debo remarcar una cosa mala: los conductores. HO RRI BLES. No vayan con su auto nuevo a Rosario.
Mi viaje terminó el sábado, cuando llegué a casa agotada y lista para una joda loca.

3 comentarios:

  1. al epígrafe de la tercera foto: ¿se volvió?

    ResponderEliminar
  2. jajaj. La última foto es genial.
    Ay esos tostadosss.

    ResponderEliminar