martes, 31 de agosto de 2010

7071 - Siesta inspiradora

Acomodé mi espalda en el respaldo de un sillón, mi culo sobre mullidos almohadones, puse mis pies a descansar sobre una silla y con una llave en la mano izquierda esperé. Me quedé dormida. La llave cayó al piso y con el ruido me desperté. El experimento funcionó tal como esperaba y ahora me espera toda una tarde con el cerebro descansado.
(Cualquier semejanza con lo que hacía Dalí para dormir la siesta no es coincidencia ni azar simple o sistemático)

7 comentarios:

  1. ah sí, conocía esa técnica, ingenioso el salvador, eh

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaaja, tarde pero seguro comentando tu entrada anterior: coincido con tus tips para la ser feliz, aunque agregaria algo mas, como por ejemplo que la abuela de tu amiga tenga una vision y te prepare (sí, a vos que no sabe ni quien sos) un plato de ñoquis caseros! jajajajja.
    Mi tecnica para descansar es similar. siempre antes de ir a ingles, espero hasta que faltan 10 minutos para irme y me acuesto bien a lo siesta. me relajo y generalmente me duermo. No lo suficiente como para no poder desperparte y si lo suficiente para poder seguir viviendo! jajajaja.
    te quiero lucieeeeee♥

    ResponderEliminar
  3. No tenía este método.
    Tendré que probarlo n_n
    Esto me hizo recordar algo - xD -: Había pasado sin dormir un día y medio y cuando estaba por ir a dormir, vino un amigo al que quedé en ayudar con un par de trabajos porque se iba a vivir a córdoba. Entonces, en un momento, luego de pintar la puerta con una cara gigante, me caí 5 minutos y me desperté totalmente estable y descansado o_O

    Me gustó como lo describiste, digna secuencia de una buena película :)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Dalí era de los mas grosos.
    Que decirle a ud!
    Siga los pasos
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Pufales! Una vez lo intenté y no funcionó!! :(

    Felicidad para ti, Lucía

    ResponderEliminar
  6. Creo que ese experimento lo realizo día a día.

    ResponderEliminar