miércoles, 31 de marzo de 2010

5070

Hoy un compañero me dice mientras salía de la Capilla del colegio: ¿Qué hacés vos acá, si ni siquiera creés?.
Es como yo pensaba, soy una hipócrita a la vista de la gente normal. Pero a la vista de la gente anormal (como yo) soy una persona común que ayuda en la capilla y las cosas religiosas.
Las iglesias, oraciones, canciones y todo eso, verdaderamente me dan mucha paz. Pero como le decía a mi amiga Luz hoy: he tratado de creer muchas veces, interiormente creo que sigo tratando, pero no puedo, no tengo fe.
Voy a seguir disfrutando de todo lo que te brinda un colegio religioso a pesar de no creer, porque me hace feliz.

2 comentarios:

  1. ayer en el viacrucis, alguien (no me acuerdo quien) dijo: la fe es un regalo. y yo, no pude inebitablemente, quedarme pensando en que mis viejos se hicieron los ratas en ese tema. como bien dijiste vos, yo tampoco tengo fe. pero la quiero. la quiero por una razon sumamente egoista. la quiero porque si creo, entonces ya no tendria que pasarme dias y noches enteras pensando en que va a ser de mi cuando me muera.
    que facil que es la vida de los catolicos. tan tranquilos sobre su eternidad!.
    te quiere,
    tu amiga lara.

    ResponderEliminar
  2. Sabes que el ser humano sabe de por si que hay un algo, por llamarlo de alguna manera, superior a el y a todo lo que le rodea. Sabe que existe ese algo o alguien que lo creo y creo todo lo que lo rodea, todo lo que tiene y puede llegar a tener.
    En fin, creo que si a vos lo que haces te transmite paz y estas conforme con lo que haces esta perfecto, o no?
    Mi comentario fue porque me copo tu blog, asique te sigo y te leeré en cualquier momento (:
    Un beso enorme


    Dannu

    ResponderEliminar