domingo, 28 de febrero de 2010

4632

Anoche mis amigas se encontraron con alguien que yo preferiría no cruzarme. Hoy me mostraron unas fotos y hablamos del tema, nos reímos, agradecí no haber salido a bailar. Lo nombramos, sí, lo nombramos bastante. Nos reímos, sobre todo. Y hoy lo ví. Él pudo haberme visto o no (ventaja de los vidrios polarizados) Y yo digo: hace meses que no lo veía (por suerte) Hay dos opciones: lo había secuestrado un objeto volador no identificado por tres o cuatro meses o fue pura casualidad haberlo nombrado y que haya aparecido. Tal vez sea como candyman: cuando lo nombras cinco veces frente al espejo, aparece. Cosas de la vida, casualidades normales. Pequeño pañuelo en donde vivo.

1 comentario:

  1. No sé porqué me sentí totalmente identíficada (mentira, si sé)

    ResponderEliminar